Preguntas abiertas y cerradas: qué son y ejemplos

Qué son las preguntas abiertas y cerradas

Las preguntas abiertas y cerradas son dos tipos de preguntas utilizadas en diferentes contextos y con diferentes propósitos. Cada una tiene sus características específicas y es importante conocerlas para poder utilizarlas de manera efectiva en diversas situaciones.

Las preguntas abiertas permiten que la persona que responde tenga la libertad de expresarse y proporcionar información más detallada y personal. Por otro lado, las preguntas cerradas ofrecen respuestas más concretas y limitadas, lo que puede facilitar la recopilación de datos específicos.

Preguntas abiertas

Las preguntas abiertas son aquellas que no tienen una respuesta limitada y que permiten a la persona responder de forma libre y extensa. Estas preguntas suelen iniciar con palabras como «¿Cómo?», «¿Por qué?» o «¿Qué opinas sobre…?».

Un ejemplo de una pregunta abierta sería: «¿Cómo te sientes hoy?». Esta pregunta permite que la persona que responde exprese sus emociones y pensamientos de manera abierta y sin restricciones. Otra pregunta abierta podría ser: «¿Qué opinas sobre el cambio climático?». En este caso, la persona puede dar su punto de vista y argumentar su posición.

Las preguntas abiertas son ideales para obtener información detallada, conocer opiniones y sentimientos, y fomentar la reflexión y el diálogo. Son especialmente útiles en entrevistas, encuestas cualitativas y sesiones de terapia.

Ejemplos de preguntas abiertas

A continuación, se presentan algunos ejemplos de preguntas abiertas:

1. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
2. ¿Cuál es tu mayor sueño?
3. ¿Por qué decidiste estudiar esa carrera?
4. ¿Cómo te sentiste cuando recibiste esa noticia?
5. ¿Qué cambios harías en tu vida si pudieras?

Estas preguntas permiten que la persona que responde se exprese con libertad y detalle, lo que puede proporcionar información valiosa y enriquecedora en diferentes contextos.

Preguntas cerradas

Las preguntas cerradas son aquellas que ofrecen opciones de respuesta limitadas y concretas, como «sí» o «no», cifras, colores, etc. Estas preguntas suelen ser breves y directas, y se utilizan para obtener información específica y objetiva.

Un ejemplo de una pregunta cerrada sería: «¿Prefieres el café o el té?». En este caso, la persona que responde debe elegir una de las dos opciones sin posibilidad de desarrollar su respuesta. Otra pregunta cerrada podría ser: «¿Has visitado este lugar antes?». La respuesta solo puede ser «sí» o «no».

Las preguntas cerradas son útiles para recopilar datos concretos, corroborar información, realizar encuestas cuantitativas y tomar decisiones rápidas y eficientes. Son comunes en cuestionarios, formularios y entrevistas estructuradas.

Ejemplos de preguntas cerradas

A continuación, se presentan algunos ejemplos de preguntas cerradas:

1. ¿Has consumido este producto antes? (Sí / No)
2. ¿Cuántas horas duermes por noche? (Menos de 6 horas / Entre 6 y 8 horas / Más de 8 horas)
3. ¿Te gustaría participar en esta actividad? (Sí / No)
4. ¿En qué rango de edad te encuentras? (Menor de 18 años / Entre 18 y 30 años / Mayor de 30 años)
5. ¿Cuál es tu color favorito? (Rojo, Azul, Verde, Amarillo)

Estas preguntas permiten obtener respuestas claras y concretas, lo que facilita la interpretación de los resultados y la toma de decisiones basadas en datos objetivos.

Diferencias entre preguntas abiertas y cerradas

Si bien tanto las preguntas abiertas como las cerradas son útiles en diferentes situaciones, es importante conocer las diferencias entre ambas para utilizarlas adecuadamente y obtener los resultados deseados.

Las principales diferencias entre las preguntas abiertas y cerradas son:

– Las preguntas abiertas permiten respuestas detalladas y expresivas, mientras que las preguntas cerradas ofrecen respuestas concretas y limitadas.
– Las preguntas abiertas fomentan la reflexión y el diálogo, mientras que las preguntas cerradas son útiles para recopilar información específica y objetiva.
– Las preguntas abiertas son ideales para conocer opiniones, sentimientos y experiencias personales, mientras que las preguntas cerradas son más eficaces para obtener datos cuantitativos y tomar decisiones rápidas.

Es importante utilizar ambos tipos de preguntas de manera equilibrada según el propósito y el contexto en el que se estén utilizando.

Cómo utilizar preguntas abiertas y cerradas de manera efectiva

Para utilizar preguntas abiertas y cerradas de manera efectiva, es importante tener en cuenta algunos consejos y recomendaciones:

1. Conoce tu objetivo: Antes de formular una pregunta, define claramente cuál es tu objetivo y qué tipo de información deseas obtener. Esto te ayudará a seleccionar el tipo de pregunta más adecuado.

2. Sé claro y preciso: Formula tus preguntas de manera clara, precisa y concisa para evitar confusiones y obtener respuestas coherentes.

3. Alterna entre preguntas abiertas y cerradas: Combina preguntas abiertas y cerradas en tus cuestionarios, entrevistas y encuestas para obtener una visión completa y equilibrada de la información.

4. Escucha activamente: Presta atención a las respuestas que recibes y demuestra interés por la opinión y experiencia de la otra persona. Esto fomentará un diálogo respetuoso y enriquecedor.

5. Adapta tu lenguaje: Ajusta el lenguaje utilizado en tus preguntas al contexto y al interlocutor para facilitar la comunicación y la comprensión mutua.

Al seguir estos consejos y practicar el uso de preguntas abiertas y cerradas, podrás mejorar tu capacidad de recopilar información, fomentar la reflexión y el diálogo, y tomar decisiones fundamentadas en datos objetivos.

Conclusiones

Las preguntas abiertas y cerradas son herramientas poderosas que nos permiten recopilar información, conocer opiniones y sentimientos, y tomar decisiones fundamentadas en datos objetivos. Cada tipo de pregunta tiene sus propias características y usos específicos, por lo que es importante conocerlas y utilizarlas de manera efectiva en diferentes contextos.

Al combinar preguntas abiertas y cerradas en nuestras interacciones cotidianas, entrevistas, encuestas y cuestionarios, podemos obtener una visión completa y equilibrada de la información que buscamos, facilitando así la toma de decisiones y la comunicación efectiva con los demás. ¡Practica la formulación de preguntas abiertas y cerradas y mejora tu habilidad para obtener información valiosa!

Puntuación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!